26 noviembre 2022

Ávila Secreta

Noticias

Colección de piedras sacras abulenses

Una exposición en el Torreón de los Guzmanes de la Diputación muestra un total de 32 de estas representaciones, de las más de 150 que hay catalogadas en las diversas comarcas de esta provincia, según un estudio

La provincia de Ávila atesora una de las más importantes colecciones de peñas sacras, junto con el territorio gallego, de toda la Europa Occidental, ha indicado el arqueólogo Jesús Caballero, autor del estudio que se viene realizando sobre las piedras sacras en la provincia de Ávila junto con la investigadora e integrante de la Real Academia de la Historia María Mariné y del catedrático de Prehistoria, Martín Almagro, investigador este último que viene realizando el estudio de las piedras sagradas en la península Ibérica desde el año 2006. Estas declaraciones se realizaron en el marco de la inauguración de una exposicion de fotografías sobre piedras sacras de la provincia de Ávila, que se puede ver en el patio del Torreón de los Guzmanes de la Diputación Provincial y de la que es autor Jesús Caballero. 
Eduardo Duque, diputado responsable del área de Cultura de la Diputación de Ávila señalaba que esta exposición incorpora 32 fotografías de la provincia de Ávila, clasificadas según las diversas temáticas que se han estudiado las piedras sagradas en esta provincia: fertilidad femenina, sacrificios y artes adivinatorias.
Duque destacó que este estudio ha llegado a contabilizar algo más de 150 piedras sagradas en la provincia de Ávila. «Los investigadores quieren que se difunda este patrimonio provincial porque quizás otras personas nos traigan otros lugares donde existen piedras sagradas o cantos de responsos, en lugares que se conocen en los pueblos, pero no  ha trascendido fuera de esos municipios».


Jesús Caballero habló de los objetivos que se han marcado con esta exposición. En primer lugar, poder localizar nuevas piedras en la provincia. «Que personas nos traigan más peñas que desconocemos», señalaba Caballero mientras reconocía que su objetivo también es dar a conocer este rico patrimonio, para que empiece a conservarse porque está en peligro de extinción. El peligro está realmente en la desaparición de las leyendas y tradiciones que existen en torno a estos lugares. «Es importante conservarlas, defendía el investigador abulense a la vez que aclaraba que el tercer objetivo de esta exposición es dar a conocer a la población «para qué sirve el estudio de estas peñas». «Estas peñas son las que nos están permitiendo  investigar el pensamiento, la ideología y las creencias de las sociedades prehistóricas que habitaban en este territorio; indagar en su cosmovisión animista y, además, ver cómo la religión romana asimila esas creencias y aposteriori, a partir del siglo IV, la religión cristiana, no pudiendo eliminarlas, también las tiene que asimilar y han llegado hasta nosotros, hasta hace unos 50 años, que se han seguido practicando algunos rituales, aunque de forma folklórica».
Estamos, según Caballero, ante el conjunto de piedras sacras más importantes de Europa occidental. «Posiblemente seamos, junto con las gallegas, el más interesante y más numeroso de la peninsula Ibérica».
El trabajo de investigación de estas peñas sacras lo llevan realizando unos dos años. «No a tiempo completo –insistía Caballeroh porque los trabajos no reciben financición y los debemos realizar durante el tiempo libre”.
Se ha prospectado una parte de la provincia. En concreto la Sierra de Ávila y los valles valles de Amblés, Corneja y del Alberche; la zona de El Barco de Ávila-Piedrahíta y faltaría por adentrarse en la zona del Valle del Tiétar. No así el norte de la provincia, La Moraña, donde no existe este tipo de paisaje granítico.


A la hora de elegir las fotorafías para la exposición se ha optado por las más representativas para que los ciudadanos puedan ver toda la tipología de piedras que hay.
El detonante de esta investigación fue la publicación del estudio de Martín Almagro ‘El canto de los responsos de Ulaca’. «Era una tradición viva tirar una piedra a la cumbre de la peña sacra». Señalaba María Mariné, quien recordaba que «se hacía para liberar un alma del purgatorio», una tradición celta. También había  estudiado Almagro Gorbea  la interpretación de la sauna de ULACA. A partir de entonces ha ido haciendo un mosaico de toda la zona granítica de las peñas, gracias a informadores locales en cada una de las provincias y comunidades autónomas. Este estudio Martín Almagro lo lleva realizando desde el año 2006, señalaba Mariné.

Fuente: Diario de Ávila